Entrevista (30/04/2001 - Diario El Pais)

Gonzalo Sorondo está llamado a ser un jugador de primer nivel y acaso ya esté muy próximo a lograrlo, pese a tener solamente 21 años. Tanto en Defensor Sporting como en la selección, es figura y demuestra día a día una notoria superación en su juego y una confianza poco común en jugadores de su edad.

--¿Cómo fueron tus comienzos en el fútbol?

--A los 7 años empecé a jugar en Racing, donde hice casi toda mi campaña de Baby, aunque en el último año pasé al Maeso. De allí el técnico, Fuentes, me llevó a Defensor Sporting, donde pasé por todas las divisionales.

--¿Recordás cuándo fue tu debut en primera división?

--En 1998, dirigía Raúl Möller y fue él que me dio la primera oportunidad. En ese año jugué poco y nada, porque en mi puesto estaba Tabaré Silva, que era jugador de selección.

--La titularidad en serio la asumiste el año pasado.

--Sí, porque en el 99 tampoco jugué mucho.

--Estás pasando por un muy buen momento.

--Sí, no puedo negarlo; me estoy tomando confianza y el jugar permanentemente partidos importantes me fue dando mayor solidez.

--¿Qué significa para vos un jugador tan joven, estar en la cancha al lado de otro de la talla de Paolo Montero?

--Lo máximo. Cuando ni pensaba estar en la selección, Paolo era mi ídolo; y ahora tengo la suerte de estar junto a él.

--Por lo visto sos un persona de perfil bajo.

--Es verdad. Por ejemplo, no me gustan las entrevistas; y no lo tomes a mal, no es contigo, es en general, aunque entiendo que es el trabajo de los periodistas y nunca me niego a las entrevistas. Pero soy así.

--¿Quedó atrás el partido ante Chile y por suerte con un triunfo. ¿En lo previo cómo lo vivieron?

--Era un partido muy importante, perderlo hubiera sido dejar por el camino un porcentaje muy grande de las posibilidades de clasificar, pero por suerte se ganó.

--Uruguay es el equipo que menos goles en contra tiene; eso es algo positivo para un defensa.

--Es algo positivo para el equipo. Nosotros salimos a defender el cero en nuestro arco, el otro día ante Chile pudimos conservarlo y, además, marcamos uno en el de ellos. Mientras sea así, está bárbaro.

--¿Cómo te fue con Zamorano, es de hablar mucho?

--Para nada, a mi no me dijo nada, pero con el que sí habló toda la noche fue con el juez. Hace pesar su trayectoria.

--Es un jugador muy difícil, sobre todo por arriba.

--Sin duda, es un gran jugador. Por arriba, aunque no es muy alto, tiene la virtud de acomodarse muy bien y también es bravo por abajo, por donde nos complicó demasiado.

--El viernes pasado, contra Juventud, estuviste a punto de meter un golazo.

--Sí, casi me equivoco.

--¿Cómo se hace para jugar cosas tan importantes con la selección y con Defensor Sporting al mismo tiempo?

--Es normal, además es lindo tener presión; lo triste sería jugar por nada.

--Defensor viene ganando apretado, en la hora.

--Lo importante es que ganamos; tenemos cosas para corregir y espero que el viernes, ante Sao Caetano, podamos sacar un resultado que nos clasifique a la segunda fase.

--¿Y Uruguay...? ¿Estaremos en el próximo Mundial?

--Para eso estamos trabajando; ahora viene Brasil, que será un durísimo rival al que vamos a enfrentar luego que haya jugado la Copa de las Confederaciones y, seguramente, vendrá con todos lo jugadores del exterior, aunque no les va a ser fácil porque es un partido diferente, es un clásico. Debemos ir paso a paso en busca del objetivo.

--¿Qué sabés del interés de equipos españoles por tu pase?

--Lo que escriben ustedes; ahora, en mi mente, está sólo Defensor y el partido del viernes con el Sao Caetano.

--¿Y la selección?

--No, para nada. Sería muy egoísta de mi parte estar en Defensor, pensando en la selección; sería una falta de respeto con mis compañeros, con la institución y con el técnico, que me da la oportunidad de jugar.

Hoy habia 1 visitantes (7 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=